Toxina Botulínica

Toxina
Botulínica

La toxina botulínica es una neurotoxina producida por una bacteria (Clostridium Botulinum), con capacidad de producir relajación muscular. Es un tratamiento bastante seguro.

Es útil como tratamiento preventivo de las arrugas que se producen al gesticular (arrugas dinámicas), impidiendo que éstas se vuelvan permanentes (arrugas estáticas).

¿Para qué sirve?

¿En qué zonas se utiliza?

¿Soy demasiado joven para este tratamiento?

El objetivo es evitar la formación de las arrugas permanentes, aquellas que se marcan incluso sin gesticular, estando relajados. Por lo tanto, cuanto antes se realice el tratamiento mayor será su poder preventivo, sobre todo en personas que gesticulan mucho

En personas de edad avanzada, puede no ser suficiente este tratamiento, siendo necesario combinar con otro tipo de tratamientos para eliminar la arruga ya formada (rellenos, laser, peeling…)

¿Es permanente el efecto?

No, normalmente el efecto dura de 4-6 meses, por lo que se recomienda realizar sesiones antes de que el efecto desaparezca del todo para mantenerlo

El efecto no es inmediato, suele notarse a partir de las 48 h, siendo máximo a las 2 semanas, momento en el que aconsejamos revisión para realizar retoque si fuera necesario.

Abrir chat